Buscar

NETWORKING

Twitter Facebook LinkedIn Google Plus Tuenti Flickr
Youtube Delicious Slideshare DEX para Android DEX para Apple Favorits



Si vols publicitar-te en aquesta pàgina, fes clic aquí

Multimedia

Per a que us sigui més facil de compartir, comparar, destriar ... us deixem aquí tots els videos en un sol post, de cada una de les taules en que es van desenvolupar les segones Jornades de dones liderant les TIC el passat 17 de Novembre

Tots els Videos de les 5 taules de les Jornadas Womanlidertic 2016

Canal Dones en Xarxa

Banners

Ni + ni - = s
Clínica de reproducció assistida BcnIVF
Dones emprenedores i professionals
Tarifes de Publicitat
Catàleg d'activitats de Dones en Xarxa
Jornades Internacionls de dones liderant les TIC








Webs Locals

Agenda [+]

Avui és: 29-06-2017
>
<
Juny'17
llmamejovessum
293031
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27 28
29
30
1
2
#womanlidertic

Crònica Mesa 4: Mujeres liderando Smart Cities y gobiernos abiertos

Cronica #womanlidertic 2016
dilluns 5 de desembre de 2016

Crònica Mesa 4: Mujeres liderando Smart Cities y gobiernos abiertos

Totes les versions d'aquest article: [català] [català]

“Mujeres liderando Smart Cities y gobiernos abiertos: Innovación, participación y gobernanza. Nuevas formas de relación”

Barbara Yuste ha coordinado la mesa “Mujeres liderando Smart Cities (ciudades inteligentes) y gobiernos abiertos”, un espacio donde han participado dos mujeres con un amplio recorrido en el ámbito de la administración pública.

Nagore de los Rios, experta en comunicación, datos y transparencia y gobierno abierto, ha aportado toda su experiencia y visión personal en relación a las políticas open y smart. Sònia Recasens ha compartido su visión, basada especialmente en los más de 18 años de experiencia como regidora de la ciudad de Barcelona y Diputada delegada de Diputación de Barcelona.

Nagore y Barbara

Sonia abre su intervención lanzando al aire una pregunta clave: ¿quien debe liderar las Smart Cities? ¿son las empresas, con intereses económicos en el sector, las que han de promover este nuevo mercado? ¿son las ciudades, las que deben liderar su futuro? O ¿son los ciudadanos los que deben liderar las políticas? Una conjunción de los tres elementos es necesaria, y sin embargo, en el Smart City Congres que se está celebrando de forma paralela en la ciudad, lo que observamos es que son las ciudades -los gobiernos de las ciudades- los que están tomando la delantera.
Las ciudades recogen y analizan cantidad de datos: con los móviles pueden monitorear el movimiento del turismo; con el bicing, saber por dónde se mueve un perfil determinado de personas.... ¿por qué es interesante analizar los datos? Porque genera actividad económica. Y cuidado con las etiquetas: smartcity, bigdata, mobile city, opendata... no son categorías estancas, sino abiertas y que se solapan.

Para Nagore, no se trata tanto de potenciar el concepto de “smart city” como de evitar el “stupid city”. Existe una vía, que es construir basándose en las evidencias (preguntando a las personas, generando dinámicas de participación ciudadana), pero hay que tener en cuenta que éstas son falibles o no cualificadas del todo, e ignoran la información de cómo se va comportar en el futuro el sistema. Ser inteligente significa tomar decisiones basándose en los datos (Big Data). Parece que a menudo los políticos actúan por intuición, cuando en realidad deben guiarse por las evidencias. Por supuesto, la clave está en saber hacer las preguntas adecuadas a los datos, actuar bajo los paradigmas del “business intelligence”.

Nagore postula que un buen gestor público es aquel que se cuestiona las cosas, que analiza el entorno y no antepone su criterio. Si introducimos la política de genero en el análisis de las políticas públicas, observamos que las mujeres se desplazan de forma circular en las ciudades; y si la política publica fomenta los trayectos más largos y lineales, estamos poniendo el acento en favorecer un colectivo frente al otro. Por lo tanto, somos las personas las que debemos hacer las preguntas adecuadas a los datos y es ésto lo que nos llevará a generar políticas más sociales, con perspectivas de genero, medioambientales, ecológicas, etc.
Barbara Yuste i Sonia Recasens
¿Cómo se implica al ciudadano?

En relación a la implicación, Nagore destaca que hay ciudadanos que no desean participar y merecen todo el respeto. Además, hay que considerar otros elementos clave: la accesibilidad del espacio de participación y, por supuesto, la credibilidad de la acción de la administración, que está deteriorada. Las administraciones son, en general, resistentes a abrir sus datos con la ciudadanía. Además, cuando lo hacen, no siempre están estandarizados, con lo cual no siempre son útiles. Por otro lado, algunas empresas desconfían: si yo baso mi sistema de negocio en una información que hoy me ofrece una administración pública, ¿puedo estar seguro de que la próxima administración también me la ofrecerá?

Para Sonia, una de las obligaciones de los gobiernos debería ser evitar cambiar las estrategias fundamentales en esto temas: abrir o verter datos de forma permanente, para que las empresas puedan levantar sus negocios con esta información. Y, si bien debemos tener en cuenta al ciudadano que no desea participar, debemos también considerar “al participador profesional que monopoliza los espacios” y a otro perfil: el de los ciudadanos que pueden o podrían participar de forma muy constructiva, pero que no tienen la capacidad para gestionar determinados volúmenes económicos. Hay que hacer muchísima pedagogía: abrir datos pero también explicarlos.

Para Nagore, hacer gobierno abierto es hacer transparencia, participación y colaboración y hay que tener cuidado con los discursos paternalistas. Cuestionarse todos los días, abrir datos en tiempo real y en formatos abiertos y hacerlo con personal interno (no a través de consultoras externas) porque hay mucho que aprender y es algo que tiene mucho valor y no se puede externalizar. Preguntas interesantes como “cómo rediseñar una ciudad teniendo en cuenta la mirada de género o fomentando determinados roles” no es algo banal. Y no se trata de priorizar colectivos, puesto que no hay personas iguales y todos somos muchas cosas a la vez: joven, mujer, de un barrio determinado, empresaria, emprendedora... para finalizar, Nagore afirma con seguridad: es exigible a las administraciones que nos devuelvan nuestros propios datos, sin priorizar: todos.

Afegir un comentari


moderació a priori

Aquest fòrum és moderat a priori: la seva contribució no es mostrarà fins que no hagi estat validada per l'administrador del lloc.

  • (Per crear paràgrafs, deixeu simplement unes línies buides.)

Qui sóu? (opcional)

En col.laboració amb: